• Barcos de pesca

    barco pesquero

    Se define como un barco de pesca o barco pesquero, aquel que es utilizado directamente para actividades de pesca marítima ya sea en el mar, en lagos o ríos. Y claro la pesca también está definida por varios tipos, como son la pesca comercial, la pesca deportiva y la pesca artesanal, que cada una demanda su propio tipo de barco pesquero para realizar su tarea con comodidad y seguridad.

    La pesca como actividad comercial ha sido una de las labores más productivas durante siglos en todos los rincones del mundo, aunque hasta el siglo XX cuando la actividad marítima en cuanto a la fabricación de barcos pesqueros tuvo un gran desarrollo, se utilizaron barcos artesanales que han cumplido su función también por ya varios siglos.  Existen gran cantidad de barcos pesqueeros de todo tipo en el mundo, clasificados como “embarcaciones cubiertas mecanizadas” y “embarcaciones no cubiertas o artesanales” llegarían a sumar millones de embarcaciones en todo el mundo. También existe el segmento de la pesca deportiva, de gran auge en los últimos años, y que también han sufrido un vertiginoso desarrollo que ha dado como resultado, modernos y cómodos barcos para pesca deportiva en variedad de tamaños.

    Hoy en día los barcos pesqueros están construidos en fibra de vidrio que ha comprobado su efectividad y durabilidad, para las faenas en el mar cuando se refiere a los barcos pesqueros de pequeño tamaño. Para los grandes barcos pesqueros se suele usar acero que es más resistente y soporta más,  como demandan los requerimientos de un barco de gran tamaño. La madera fue dejada de lado ya muchos años atrás, casi desde mediados del siglo XX, por su poca durabilidad, por ser en cierta medida luego del constante uso frágil y por la falta de recursos en ese sentido por la incidencia de los bosques del aprovechamiento de la madera para construir barcos.  Además se construyen en alguna cantidad barcos pesqueros de aluminio.

    Aunque los barcos se diferencian unos de otros por tamaño y forma así como material del que fueron construidos, hay características de los barcos pesqueros que se tienen en cuenta hoy en día para todas estas embarcaciones. El mantenimiento de la pesca en calidades óptimas demanda el contar con áreas específicamente diseñadas para este fin, los tanques para conservar la pesca están acondicionados de tal manera que reproducen el hábitat natural de los peces y aseguran con ello su supervivencia en óptimas condiciones, que permite que sea factible capturar y liberar, como suele hacerse en los grandes eventos de pesca deportiva. Estos tanques varían de tamaño acorde al tamaño del barco pesquero y a las necesidades del mismo.

    Una de las características que diferencian  a los barcos de pesca destinados a la pesca como actividad mercantil y los que se dedican a la pesca deportiva es el tamaño, los primeros son de gran tamaño y los otros lógicamente más pequeños. Algunos de estos últimos por su tamaño suelen contar con tanques pórtatiles para guardar la pesca antes de liberarla y que resultan prácticos cuando el barco no suele utilizarse para pescar y solo para el recreo porque entonces se prescinde de ello. Hay también palos de pesca o caña de pescar desmontables en algunos modelos que surten efecto cuando alguien debe abandonar su puesto y la misma se fija, y se puede retirar cuando el barco igualmente no se usa para la pesca.

    Abundan en el mundo los barcos pesqueros de gran tamaño y mediano tamaño, que suelen destinarse a la pesca de las más variadas especies marinas de consumo comercial. Algunos también se utilizan como barcos recreativos porque se destinan a excursiones que incluyen sesiones de pesca. Igualmente son millones los barcos de pesca deportiva existentes en todos los continentes, que resultan también utilizados como barcos de recreo, ya sea para pasear por el mar sin tener que participar en eventos, y existe una gran cantidad de eventos de pesca deportiva alrededor del mundo, muchos dentro del circuito de grandes premios de pesca deportiva, atraen millones de espectadores y miles de competidores, en un deporte que además mueve millones de dólares al año por publicidades, patrocinios y actividades ligadas al deporte como espectáculo.

    Mucho antes que el hombre se planteara la pesca como deporte o como actividad comercial, hizo sus primeros avances en ese sentido por la necesidad de agenciarse alimentos, después de todo la pesca resultaba para el hombre de siglos atrás, menos peligrosa que la búsqueda de alimento en la selva o el campo, en donde enfrentarse con especies salvajes  solía ser frecuente. Se conoce que fueron los vikingos los que primero se lanzaron en expediciones de pesca al mar, e iniciando el comercio de la merluza y el pescado seco cuya historia abarca más de 1000 años. Las expediciones vikingas llevaron el comercio marino a otras regiones de Europa como España y Portugal donde subsisten en gran escala hoy en día.

    Se cuentan hoy en día como los mayores países pesqueros del mundo, la República Popular China junto a Hong Kong y Taiwán, Perú, Japón, los Estados Unidos de América, Chile, Indonesia, Rusia, India, Tailandia, Noruega, Dinamarca e Islandia, con millones de toneladas anuales de pesca que se destina al consumo mundial, ya fresca o procesada industrialmente como productos enlatados.

    Imagen: Vía